Encuentranos en:
 
ITS transmitidas por bacterias

Gonorrea

ITS causada por una bacteria. La gonorrea puede crecer y multiplicarse fácilmente en áreas húmedas y tibias del aparato reproductivo, incluidos el cuello uterino, el útero y las trompas de Falopio en la mujer, y en la uretra en la mujer y el hombre. Esta bacteria también puede crecer en la boca, la garganta, los ojos y el ano.

  • Síntomas:

Uno de los síntomas comunes en los hombres es la sensación de ardor al orinar o una secreción blanca, amarillenta o verdosa del pene.

Entre los primeros síntomas en las mujeres se encuentran una sensación de dolor o ardor al orinar, aumento del flujo vaginal o hemorragia vaginal entre períodos.

  • Tratamiento:

La gonorrea se puede curar con el tratamiento adecuado. Es necesario tomar todos los medicamentos que han sido recetados. Si bien los medicamentos detendrán la infección, no repararán ninguna lesión permanente que haya dejado la enfermedad. Si los síntomas en una persona continúan por más de unos días después del tratamiento, debe regresar al médico para que la evalúen nuevamente.


Sífilis

ITS causada por la bacteria Treponema pallidum. A menudo se le ha llamado “la gran imitadora” porque muchos de sus signos y síntomas no se distinguen fácilmente de otras enfermedades. Las úlceras aparecen principalmente en los genitales externos, la vagina, el ano o el recto. También pueden salir en los labios y en la boca. La transmisión de la bacteria ocurre durante las relaciones sexuales vaginales, anales u orales. Las mujeres embarazadas que tienen esta enfermedad pueden pasársela a los bebés que llevan en el vientre.

  • Síntomas:

Muchas personas que tienen sífilis no presentan síntomas durante años, pero aun así enfrentan el riesgo de tener complicaciones en la fase avanzada si no se tratan la enfermedad.

  • Fase primaria: Suele estar marcada por la aparición de una sola úlcera (llamada chancro). El tiempo que transcurre entre la infección por sífilis y la aparición del primer síntoma puede variar de 10 a 90 días (con un promedio de 21 días). Por lo general, el chancro es firme, redondo, pequeño e indoloro. Aparece en el sitio por donde la sífilis entró al organismo.
  • Fase secundaria: Se caracteriza por erupciones en la piel y lesiones en las membranas mucosas. Suele comenzar con la aparición de una erupción de la piel en una o más áreas del cuerpo, que por lo general no produce picazón. La erupción característica de la sífilis secundaria toma el aspecto de puntos rugosos, de color rojo o marrón rojizo, tanto en la palma de las manos como en la planta de los pies. Además, puede que se presenten otros síntomas durante la fase secundaria de la sífilis, como fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor de garganta, caída del cabello en algunas áreas, dolor de cabeza, pérdida de peso, dolores musculares y fatiga.
  • Fases latente y terciaria: La fase latente (oculta) de la sífilis comienza con la desaparición de los síntomas de las fases primaria y secundaria. Sin tratamiento, la persona infectada seguirá teniendo sífilis aun cuando no presente signos o síntomas ya que la infección permanece en el cuerpo. Esta fase latente puede durar años. En esta fase avanzada la sífilis puede afectar posteriormente órganos internos como el cerebro, los nervios, los ojos, el corazón, los vasos sanguíneos, el hígado, los huesos y las articulaciones. Los signos y síntomas de la fase terciaria de la sífilis incluyen dificultad para coordinar los movimientos musculares, parálisis, entumecimiento, ceguera gradual y demencia. El daño puede ser grave y causar la muerte.
      
  • Tratamiento:

La sífilis es fácil de curar en sus fases iniciales. Si una persona ha tenido sífilis durante menos de un año, la enfermedad se curará con una sola inyección intramuscular de penicilina, que es un antibiótico, y si ha tenido sífilis por más de un año, necesitará dosis adicionales.


Chancroide o chancro blando

ITS causada por una bacteria negativa llamada Haemophilus ducreyi. Se manifiesta frecuentemente a modo de úlcera genital simulando un chancro de carácter sifilítico. Se diferencia de éste por ser doloroso y de aspecto sucio.

  • Síntomas:

El paciente tiene un dolor agudo y a la revisación se ve en los genitales, en lugares cercanos a ellos, o en el lugar en el que entró la bacteria, una lesión que suele ser una pústula. Esta pústula se transforma posteriormente en una úlcera que suele ser pequeña, muy dolorosa y de base blanda y suelen ser numerosas.

  • Tratamiento:

El tratamiento consiste en suministrar antibióticos. (Ceftriaxona, Azitromicina, Ciprofloxacina, Eritromicina).


Donovaniosis (granuloma inguinal)

ITS causada por la bacteria Klebsiella granulomatis. La enfermedad es común en las áreas tropicales y subtropicales. La enfermedad se disemina sobre todo a través de la relación sexual vaginal o anal y, rara vez, se propaga durante el sexo oral.

  • Síntomas:

Aproximadamente la mitad de los hombres y mujeres infectados tienen úlceras en el área anal, aparecen protuberancias carnosas, rojas y pequeñas en los genitales o en el área perianal. La piel gradualmente se desgasta y las protuberancias se convierten en nódulos levantados, aterciopelados, carnosos y rojos, llamados tejido de granulación. Generalmente son indoloros, pero que sangran con facilidad si se lesionan.

  • Tratamiento:

Se utilizan antibióticos para tratar la donovanosis y la curación requiere un tratamiento que dura tres semanas o hasta que las úlceras hayan sanado por completo. Es importante una evaluación de control debido a que la enfermedad puede reaparecer después de que parece estar curada.


El linfogranuloma venéreo (LGV)

Es una infección crónica (prolongada) del sistema linfático causada por tres tipos diferentes de la bacteria Chlamydia trachomatis que se disemina a través del contacto sexual.

  • Síntomas:

Son pus o sangre del recto (sangre en las heces, supuración a través de la piel de los ganglios linfáticos inguinales, dolor con las deposiciones, ulcera pequeña e indolora en los órganos genitales o en el tracto genital femenino, hinchazón y enrojecimiento de la piel en el área inguinal, hinchazón de los labios, ganglios linfáticos inguinales inflamados en uno o ambos lados, la infección puede causar diarrea y dolor abdominal bajo.

  • Tratamiento:

Esta afección se puede curar con los antibióticos apropiados. Entre los más comúnmente formulados para tratar el linfogranuloma venéreo se encuentran la tetraciclina, la doxiciclina, la eritromicina y la azitromicina.


Ver los servicios que ofrece Marie Stopes para la prevención de ITS

 
Derechos Reservados ® Marie Stopes Bolivia - 2017
Diseño y Producción Nova Interactiva