Encuentranos en:
 
Orientación sexual: homosexual, heterosexual, bisexual

La OPS y la WAS conceptualizan la orientación sexual como:

La organización específica del erotismo y/o el vínculo emocional de un individuo en relación al género de la pareja involucrada en la actividad sexual. La orientación sexual puede manifestarse en forma de comportamientos, pensamientos, fantasías o deseos sexuales, o en una combinación de estos elementos

Aclarando; la orientación sexual es la disposición erótico y/o afectiva para desarrollar actividades sexuales con personas de otro sexo, del mismo o con ambos.

  • Homosexual:

Atracción sexual entre personas del mismo sexo, desde los puntos de vista de su educación, ocupación, estilo de vida, características de personalidad y apariencia física. Entre los varones se ha impuesto el vocablo “gay” y entre las mujeres el vocablo “lesbiana” como designaciones.

En 1990 se incorporó el término “HSH”, que alude a “Hombres que tienen Sexo con Hombres”.

  • Heterosexual:

Orientación sexual donde el impulso y la atracción sexual están dirigidos hacia personas del otro sexo.

La mayor parte de nosotros hemos sido educados para la heterosexualidad, esta educación es parte de un sistema cultural y social donde la familia es la unidad social: la familia donde existe un hombre y una mujer con hijos.

Nuestra cultura ha llevado a determinar la unión heterosexual como la unión tradicional, pero no la única.

  • Bisexual:

Orientación mediante la cual la persona encuentra satisfacción sexual y emocional con miembros de ambos sexos. No quiere decir que ocurra la atracción al mismo tiempo, sino más bien pueden gustar personas de un sexo u otro en diferentes momentos.

Tanto hombres como mujeres pueden ser bisexuales, pueden no haber tenido prácticas de este tipo pero mantienen la disposición a hacerlo.

En aquellas sociedades en las que todavía impera el machismo y en las que la heterosexualidad es considerada la orientación sexual normal, tiende a haber discriminación hacia las personas con orientación homosexual, no respetando las diferencias y la diversidad entre las personas. Esta discriminación hace que las personas homosexuales, preferentemente jóvenes homosexuales y lesbianas, se sientan aisladas pues son tratados con burlas, prejuicios e intolerancia. Esto los lleva a ocultar su orientación reprimiendo sus sentimientos y pensamientos en el núcleo familiar y personas más queridas.

El ser homosexuales o lesbianas no hace menos o más a una persona, ni mejor ni peor que los demás. Esta inclinación sexual es parte del ser, es un derecho a decidir y no puede por esto ser discriminada ni ultrajada por otras personas.

 
Derechos Reservados ® Marie Stopes Bolivia - 2017
Diseño y Producción Nova Interactiva